la fiesta, sus encierros y su ambiente

Jandilla en primera persona

Jandilla en primera persona

Primer encierro de estos San Fermines y en el balance de un corneado. Los Jandillas han dejado su impronta de animales veloces que hablan con voz propia y con los que hay que tener pocas bromas.

Ola de clamor

Ola de clamor

Este verano quema. Soplan aires de sudor y fuego. Pero, como cada 6 de julio a las 12 en punto cuando la fiesta estalla, un escalofrío recorre tantas espaldas, tiemblan hasta las entrañas y se produce una gran ola: la de miles y miles de voces gritando: Viva San Fermín! Gora San Fermín!

Jandilla en primera persona
Jandilla en primera persona

Primer encierro de estos San Fermines y en el balance de un corneado. Los Jandillas han dejado su impronta de animales veloces que hablan con voz propia y con los que hay que tener pocas bromas.

Ola de clamor
Ola de clamor

Este verano quema. Soplan aires de sudor y fuego. Pero, como cada 6 de julio a las 12 en punto cuando la fiesta estalla, un escalofrío recorre tantas espaldas, tiemblan hasta las entrañas y se produce una gran ola: la de miles y miles de voces gritando: Viva San Fermín! Gora San Fermín!

Last Call vuelo 06072015
Last Call vuelo 06072015

Como si de una última llamada para un largo vuelo, que hace derramar lágrimas por los amigos que no veremos en mucho tiempo. Produce esa ansiedad que solo se puede quitar bailando y cantando hasta el agotamiento. Esos recuerdos que inundarán la memoria con gratos momentos y alegría por las risas que nos han acompañado estos dias.

El último vals
El último vals

La despedida de los gigantes y cabezudos un acto muy emotivo para los pequeños y sobre todo para los miembros de la comparsa, que se emocionan fatigados por días de carreras y bailes.

Miradas que hieren
Miradas que hieren

¿Puede un toro rodeado de ruido, voces, gente cruzar la mirada con alguien y decidir que este su objetivo? Olivito se ha levantado, se ha vuelto y se ha encontrado con los ojos de un corredor, hasta ese momento parte de la masa anónima. Y se ha ensañado.

Un domingo con Adolfo Martín y Andrés
Un domingo con Adolfo Martín y Andrés

Curioso domingo de San Fermín. Nos hemos desayunado sin Miuras, con una ganadería con tres nombres Adolfo Martín Andrés que representaba una incógnita tras once años sin correr, con tres toros protagonistas de un encierro muy limpio por su parte y menos por la de ciertos humanos fiesteros que juegan demasiado con la benevolencia de estos nobles animales.

Olor a limpio
Olor a limpio

En unos Sanfermines que parecen haberse trasladado el mes de octubre, hoy tocaba lluvia en el encierro. Quizá para recibir a Jalado, un toro jabonero que ha liderado una carrera limpia en la que la espuma han sido algunos resbalones de personas y la nobleza de los Fuente Ymbro.

El regreso de los Jandilla
El regreso de los Jandilla

A los Jandilla les rodea una aureola de “malotes”, de peligrosos que cuatro años de ausencia del encierro no habían logrado disipar. Por eso esta mañana había cierta expectación suplementaria para ver como se comportaban en su regreso, un cierto cosquilleo como cuando en las viejas películas del Oeste se ve a lo lejos el polvo que levantan los forajidos acercándose.

El hambre de los debutantes
El hambre de los debutantes

Hoy, un día en que el gris del cielo en Pamplona anima a imaginar el confort otoñal de una sala de teatro, caldeada y con asientos mullidos, el debut de los Garcigrande ha estado cuajado de un celo por ofrecer espectáculo por parte de los astados que por desgracia ha dejado dos corneados justo al comienzo de la función.

Cuidado con las transiciones
Cuidado con las transiciones

Hoy se suponía que, con los cuerpos y la mente cansados como la propia ciudad, que iba a ser un día de transición. Una carrera que se preveía rápida, casi de trámite, con muchos menos corredores que en días anteriores.